Gestmusic se renueva a HD con Crosspoint

Publicada el 27/10/2016 por Redactor en Case studies

Gestmusic, la productora artífice de algunos de los éxitos que han revolucionado la televisión de las últimas décadas en España, como Operación Triunfo, Crónicas Marcianas, Tu Cara Me Suena o ¡Boom!, ha confiado en Grass Valley y Crosspoint para renovar su tecnología a HD.

Gestmusic es la productora responsable de algunos de los programas que han cambiado el paradigma de la televisión en España. Operación Triunfo, Crónicas Marcianas, Tu Cara Me Suena o ¡Boom!, que ha entregado el premio más grande de la historia de la televisión en España: 2.300.000 euros, son algunos de estos ejemplos. Formatos que no solo han triunfado en España sino que se han exportado a países de todo el mundo. De hecho, Gestmusic graba actualmente programas para Italia desde sus estudios.

En sus instalaciones de Sant Just Desvern conviven habitualmente hasta 3 sets que son atendidos por la misma dotación técnica. En este momento está montados los sets de ¡Boom! y ¡Ahora Caigo! Además, y quizá esto sea menos conocido, Gestmusic es una empresa volcada en la generación de nuevos profesionales del sector audiovisual, ofreciendo formación y prácticas en un entorno real de máxima exigencia. Este año, Gestmusic ha dado otro paso incorporando la producción en HD de la mano, entre otros, de Crosspoint y equipamiento Grass Valley.  Nos hemos acercado a sus estudios para hablar con Pere Prat y Jordi Puigcorbé, Director Técnico y Jefe Técnico de Platós respectivamente de Gestmusic, que nos han desvelado los entresijos de este proyecto.

 

¿Coincidió la puesta en producción del nuevo material con un cambio de temporada?

Pere: No exactamente, pero sí que hicimos un esfuerzo importante por parte de Producción para poder acelerar las grabaciones y así encontrar un hueco que nos permitiera realizar el cambio.

Jordi: Lo hicimos en dos fases, porque para implementarlo todo junto, aparte de arriesgado, implicaba parar las grabaciones demasiado tiempo. Primero abordamos la implementación del nuevo sistema de grabación, junto con la implementación de la nueva matriz Nvision. En esta fase pudimos comprobar que toda la captación, así como el flujo de ficheros desde el plató hasta la postproducción funcionaba como se esperaba.  Ya en una segunda fase hicimos todo el cambio de cadenas de cámara, mezclador, multipantalla, etc. El resultado ha sido excelente gracias a la buena planificación e implicación del equipo.

 

¿Ha supuesto algún cambio operativo el HD?

Pere: Aparte del cambio tecnológico y de calidad obvios, apenas hemos apreciado más variaciones. Por destacar alguna, elementos concretos como el efecto Moiré, que ha desaparecido de algunas pantallas y ha aparecido en otras con más resolución. En las pantallas laterales de ¡Ahora Caigo! había un Moiré que ahora casi no existe, pero ha aparecido en la pantalla central de 6 mm, un elemento que el equipo de Realización ha solventado variando algunos tiros de cámara para conseguir  con mayor desenfoque del fondo. Hacemos referencia a matices que se solucionan de forma rápida y eficaz, ya que no nos hemos encontrado con ninguna dificultad importante.

 

¿Por qué elegisteis Grass Valley?

Jordi: Estuvimos durante mucho tiempo tanteando varias opciones y no siempre estuvo Grass Valley en el objetivo, digamos que contemplábamos varias soluciones en paralelo y nos decantamos por Grass Valley por sus cámaras.

   

 

Pere: En programas como “Tu Cara me Suena” habíamos trabajado con Grass Valley con anterioridad, consiguiendo un resultado óptimo con el quedamos satisfechos. Otra clave fue el panel remoto para CCU. Se trata de un panel con un uso muy ergonómico que resulta muy eficiente y versátil para el técnico de control de imagen. Los pocos cambios que ha sufrido este panel en el tiempo demuestran sus cualidades. Trabajar con él es muy ágil y en programas que exigen unos cambios de situación muy rápidos y radicales funciona a la perfección. Te permite pasar de una escena en la que estás emulando los años 40 con unos tonos sepia a otro estilo totalmente diferente, con unos cambios de temperatura de color excepcionales, filtros y demás, y con una mucha agilidad. Esta cualidad nos generó un gran interés.

    

 

Jordi: Otro factor importante que nos inquietaba fue la integración de todos los equipos, que era algo que Grass Valley nos aportaba de manera nativa, porque al final interesa que todos los equipos se hablen entre ellos. Cuando te dedicas a buscar el mejor equipo posible para cada necesidad y terminas con una instalación con equipos de 20 fabricantes diferentes, puedes tener problemas muy graves a la hora de integrarlos. Grass Valley abarcaba todo lo que queríamos hacer, gran parte de los equipos son suyos, de manera que la integración es absoluta.

Pere: A nivel de cámaras hay una cosa que nos gustó mucho de Grass Valley, por lo bien conseguida que está, y es la escalabilidad. En el caso de las cámaras adquieres un equipo que, gracias a un sistema de licencias, te garantiza que ese equipo se puede actualizar. Así, el día que necesitas producir en progresivo, que necesitas aumentar prestaciones de la cámara, lo puedes hacer sin necesidad de tener que cambiar de modelo, es una gran ventaja, creo que ese fue un punto muy fuerte en la toma de decisión de la marca. Por otro lado, una de las razones para escoger la serie Prémiere fue la segunda rueda de filtros que incorpora, porque por el tipo de producción que hacemos necesitamos un mínimo de efectos en cámara.

Jordi: Otro punto a favor eran las posibilidades que nos ofrecía Gras Valley para el transporte de señal en triax desde las cámaras. La fibra está muy bien pero nosotros trabajamos en el estudio con distancias cortas, tenemos todo el plató cableado en triax y cambiarlo a fibra nos suponía un coste importante. Aparte de que, a día de hoy y para nosotros, reparar un triax es mucho más fácil y rápido en comparación a la fibra.

 

¿Y el audio?

Jordi: El tema del audio lo hemos solucionado mediante MADI. La mesa entrega MADI y lo distribuimos tanto a los grabadores, como al multipantalla. Esto fue algo que nos encantó porque te permite monitorizar hasta 64 audios de una forma muy fácil. Ahora que lo tenemos todo implementado, nos hemos dado cuenta de que quizá nos hubiese gustado integrar una matriz híbrida. Es decir, llevar el Madi directamente a la matriz, en vez de ir al grabador, para ahí embeber, desembeber y enrutar junto a las señales de vídeo.  La matriz Nvision de Grass Valley también nos ofrecía esa posibilidad pero nos frenaba el hecho de que todo dependiese de un mismo equipo, aunque le diera más versatilidad. Seguro que lo abordamos en un futuro.

    

 

¿Por qué Crosspoint?

Pere: Es fácil de resumir: si tuviésemos que hacer el proyecto ahora con todo lo que ya sabemos, elegiríamos a Crosspoint de nuevo sin ninguna duda. El servicio y la agilidad que han demostrado con el poco tiempo disponible y lo crítico de la instalación, ha sido clave para que todo llegase a buen puerto. Es muy importante saber a quién tienes detrás para darte soporte y con qué agilidad va a responder. En Gestmusic pueden surgir necesidades o problemas en cualquier momento, incluso en fin de semana, y tenemos que tener muy claro que va a existir un soporte. El trabajo de Crosspoint ha sido impecable.

           

​Pere Prat: "Si tuviésemos que hacer el proyecto ahora con todo lo que ya sabemos, elegiríamos a Crosspoint de nuevo sin ninguna duda. [...]. Su trabajo ha sido impecable".

Jordi: Somos un equipo pequeño y hemos tenido que compaginar las grabaciones en plató con la puesta en marcha. Nos ha venido muy bien para la formación disponer de una atención al cliente intachable que nos resolvía cualquier duda al instante. Estamos hablando de equipos con los que no habíamos trabajado previamente, incluso dentro de la propia marca, ya que los desarrollos antiguos de Grass Valley no tienen nada que ver con los actuales. Es decir, no se trataba de trabajar con un integrador al que le pides una solución, te la diseña, la integra, la pone en marcha y ya lo tienes hecho.  

Pere: La ingeniería la hacemos nosotros desde hace tiempo. Nos aporta un gran valor porque nos obliga a estar al día, nos ofrece un buen conocimiento de forma que nos permite adaptar de manera eficaz los equipos y flujos necesarios para hacer la producción. Valoramos positivamente poder adaptar la instalación a nuestras necesidades reales.

 

¿Es una buena fórmula el tener varios sets operativos?

Pere: Sí, porque nos permite optimizar recursos. Hoy en día se produce con presupuestos muy ajustados y esta forma de trabajar en un solo estudio es muy práctica a todos los niveles, incluso por logística. Está todo centralizado tanto a nivel de recursos de la productora como externos que podamos necesitar como, por ejemplo, público. Disponer de un sólo espacio que manejar, simplifica todo.

Jordi: Para trabajar tenemos una unidad móvil que no es estándar, no se trata de un vehículo pensado para dar servicio a clientes externos que pueda atender cualquier tipo de evento. Esta unidad está pensada para ser un estudio sobre ruedas, se ha diseñado pensando directamente en nuestras necesidades y las producciones que hacemos aquí. Tiene varias particularidades como unos espacios de trabajo amplios, con especial atención en el caso del audio, ya que en Gestmusic uno de los puntos fuertes siempre han sido los formatos musicales.

Se trata de aprovechar las ventajas del estudio, con la versatilidad y movilidad que aporta una unidad móvil.

    

 

Pere: Podemos decir que es la técnica adaptada a nuestra la producción real. No tenemos, por ejemplo, un sistema de replays con slow motion y ese tipo de equipamientos que sí tendría una unidad móvil más polivalente para dar servicios. La unidad está equipada con 8 cámaras pero preparada para hasta 10. Disponemos de un mezclador con 3 M/E y dos servidores EVS XS3 de 8 canales cada uno, para grabación y reproducción. una solución que nos permite grabar más canales en caso de que sea necesario, pero también supone una configuración segura porque nos permite disponer de un backup. La idea es que si perdemos un servidor no pasa nada, nuestra producción no se para.

Jordi: De hecho, con un equipo podríamos llegar a grabar todo lo que necesitamos, con alguna limitación, pero lo podríamos hacer. Somos prácticamente una fábrica de contenidos, de manera que no podemos pararnos. Hay que tener en cuenta que un programa reúne a mucha gente. En el caso de ¡Ahora caigo!, por ejemplo, son 10 concursantes, más el público, más el equipo de producción. Es por ello que hemos pensado mucho en nuestra instalación, con el objetivo de poder seguir adelante incluso si aparecen problemas fortuitos.

 

¿En qué ha cambiado todo esto?

Jordi: En nuestro caso, ha sido la posibilidad de unir la grabación con la postproducción. El hecho de tener separados el plató y la postproducción siempre había sido una limitación, ya que además el precio del ancho de banda tenía un presupuesto muy elevado.

Hemos conseguido poder intercambiar material puntual en los dos sentidos de una forma muy ágil, y poder tener toda la producción generada en plató al completo en postproducción al día siguiente como muy tarde.

               

​Jordi Puigcorbé: "El resultado ha sido excelente gracias a la buena planificación e implicación del equipo".

Pere: Hemos mejorado mucho el funcionamiento de la producción, los tiempos de entrega de las producciones se han acortado considerablemente. Cuando en el pasado se finalizaba un programa, pasaba un cierto tiempo hasta que se entregaba a la cadena, porque había que llevar el programa, ya fuese en disco duro o en cinta, físicamente. Ahora ese tiempo se ha acortado mucho ya que los envíos se efectúan de forma telemática.

Jordi: A veces se requiere algunos cambios en una parte del programa como, por ejemplo, incluir alguna mención publicitaria, o simplemente modificar la duración para ajustar la parrilla. Poder trabajar con todo digitalizado nos aporta esa flexibilidad necesaria que permite realizar cualquier modificación posterior a la grabación del programa.

Pere: Hoy en día tenemos que estar preparados para poder realizar cualquier cambio en un programa hasta muy cerca de su hora de emisión. Para tal fin disponemos de sistemas servidores dimensionados para albergar entre 30 y 40 programas, incluyendo el material en bruto, que se encuentran replicados tanto en el estudio como en postproducción. Estos equipos se sincronizan entre ellos de forma automática mediante conexiones de fibra. Esto aporta rapidez, pero también redundancia en los contenidos, o lo que es lo mismo, seguridad.   Gracias a este flujo hemos reducido costes a todos los niveles, hemos ganado en fiabilidad, y sobre todo en flexibilidad.

 

SUMINISTRO REALIZADO

Cámaras
8x LDX 80 Première
8x Adaptadores Triax
8x Visores LCD 7”
2x Visores oculares LCD 2,7”
8x Estaciones base XCU Triax
8x Paneles OCP 400
1x Panel Master MCP 450

Mezclador
1x Karrera S-series con
3 M/E, 32 entradas y 16 salidas
4 keyers por M/E
2 iDPMs flotantes
2 Chromakeyers flotantes
Panel de control con pantalla táctil
Imagestore y multipantalla

Matriz
1x NV8144 72x72 3G/HD/SD con
Redundancia de CPU, PSU, XPOINT y controladora NV920
Puntos de cruce híbridos
6x paneles multimodo NV9605
2x paneles avanzados LCD NV9642

Multipantalla 4K
1x KMX-32x1-4K (32 entradas y 1 salida 4K)
1x KALEIDO-MX-24x2

 

Entrevista cortesía de TM Broadcast

Ir arriba